Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Contrato de concesión para el mantenimiento vial. Genera responsabilidad extracontractual de la entidad pública la omisión del concesionario de señalar la vía. Solidaridad legal.Art. 2344 CC. Se confi
By: System Administrator on mircoles, junio 2

El indicio es una prueba indirecta.

El indicio es una prueba indirecta que construye el juez con apoyo en la lógica, partiendo de la existencia de unos hechos debidamente acreditados en el proceso, para así deducir determinadas consecuencias. esa construcción supone una exigente labor crítica sujeta a las restricciones previstas en la legislación procesal”. Elementos:

i) los hechos indicadores, o indicantes: son los hechos conocidos, los rastros o huellas que se dejan al actuar que deben estar debidamente probados en el proceso.

ii) una regla de experiencia, de la técnica o de la lógica o de la ciencia, es el instrumento que se utiliza para la elaboración del razonamiento.

iii) una inferencia mental; el razonamiento, la operación mental, el juicio lógico crítico que hace el juzgador; la relación de causalidad entre el hecho indicador y el hecho desconocido.

iv) el hecho que aparece indicado, esto es, el resultado de esa operación mental.

Contrato de concesión para el mantenimiento vial. Genera responsabilidad extracontractual de la entidad pública la omisión del concesionario de señalar la vía. Solidaridad legal. Art. 2344 CC. Se configura entre concesionario y entidad pública.

“Frente a las responsabilidad extracontractual derivada del contrato estatal, la jurisprudencia ha sostenido que se le puede imputar el daño al estado, con fundamento en que cuando la administración contrata una obra pública es como si ella la ejecutará directamente. Además, es la dueña de la obra, porque afecta el patrimonio público y su realización obedece a razones del servicio público.

Los pactos de indemnidad que celebre la entidad pública con el contratista, con el fin de exonerar de responsabilidad extracontractual frente a terceros por la ejecución del contrato, no son oponibles, pues esa entidad es la responsable de la obra. aunque el contratista no se convierte en agente de la administración ni en su funcionario, es ella misma la que actúa y por ende su responsabilidad es directa.

A juicio de la sala es posible demandar tanto al estado como al contratista, con fundamento en la regla de solidaridad del artículo 2344 del Código Civil, pues el primero es el propietario de la obra y, el segundo el ejecutor de la misma por cuenta de aquél, de manera que concurren ambos a la causación del daño.

La ley 80 de 1993, en el artículo 32, definió el contrato de concesión como aquel que celebran las entidades estatales con el fin de otorgar a una persona llamada concesionario la prestación, operación, explotación organización o gestión de un servicio o la construcción, explotación o conservación de una obra o bien destinados al servicio o uso público. en ambos casos, el contrato comprende las actividades necesarias para la adecuada prestación o funcionamiento de la obra o servicio, siempre por cuenta y riesgo del concesionario y bajo la vigilancia y control de la entidad estatal.

La entidad pública y el concesionario, en virtud de la solidaridad del artículo 2344 del Código Civil, son responsables de los daños que se produzcan a terceros por la prestación, operación, explotación, organización o gestión de un servicio público o por la construcción, explotación o conservación de una obra o bien destinados al servicio o uso público.

Por ello, la responsabilidad extracontractual derivada de la existencia del contrato de concesión se extiende no sólo a los daños que se causen en fases de construcción, sino que también se aplica a las omisiones en que incurre el concesionario frente al mantenimiento de las vías y su señalización y que comprometan la vida y la seguridad de las personas que transitan en las carreteras cuya operación fue asignada mediante este contrato”-.

En el presente caso la sala concluyó que el accidente de tránsito fue producto del hecho exclusivo de la víctima porque quedó probado que transitaba a una velocidad relativamente alta que podía generar el riesgo de pérdida de control del vehículo en una curva peligrosa, aunado a la disminución de su capacidad de reacción y a la fuerza del golpe que recibió el peatón y el poste de luz derribado.

Como no se probó la falla del servicio alegada y se acreditó que el accidente se produjo por la forma en que el conductor del vehículo maniobró el automotor al tomar una curva peligrosa, se confirmó la sentencia que negó las pretensiones de la demanda. Consejo de Estado. Contrato de concesión para el mantenimiento vial. Genera responsabilidad extracontractual de la entidad pública la omisión del concesionario de señalar la vía. Solidaridad legal.Art. 2344 CC. Se configura entre concesionario y entidad pública.

Go Back