Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Improcedencia de la tutela. Mandamiento ejecutivo cuando se ha suscrito acta bilateral sin salvedades.
By: System Administrator on lunes, mayo 24

Improcedencia de la tutela. Mandamiento ejecutivo cuando se ha suscrito acta bilateral sin salvedades.  

“Se observa que no se trata de un debate de orden exclusivamente legal, el cual basado en la tutela judicial efectiva no admite que el titular del derecho o el interesado legítimo quede en un estado de indefensión, pues en efecto, el accionante considera vulnerados sus derechos fundamentales al debido proceso y de acceso a la administración de justicia, en concordancia con el principio de confianza legítima, por cuanto el Tribunal Administrativo de Nariño, se abstuvo de librar mandamiento de pago por considerar que el título ejecutivo lo constituía el acta de liquidación del contrato, documento que si bien reflejaba el estado de las prestaciones derivadas del negocio jurídico finiquitado, lo cierto es que la obligación allí contenida no es exigible, teniendo en cuenta que allí no se define expresamente el monto presuntamente adeudado al contratista, lo que se traduce en la carencia de sustento como presupuesto de la ejecución”.

Para la Sala, el Tribunal demandado “sí tomó como base lo dispuesto en los artículos 297 del CPACA y 422 del CGP para adoptar su decisión, diferente es que a partir de ellos, en concordancia con la tesis de la Sección Tercera del Consejo de Estado relacionada con la liquidación bilateral de los contratos estatales, no fuere posible acceder a sus pretensiones”.

En efecto, advirtió la Sala, “el Tribunal Administrativo de Nariño explicó el motivo por el cual en este caso no era posible acudir a otros documentos diferentes al acta de liquidación del contrato para determinar la suma adeudada, a saber, que quienes firmaron dicho documento no plasmaron en él ninguna inconformidad o insatisfacción sobre su contenido, ni dejaron consignada la salvedad de existir deudas pendientes, lo que automáticamente le otorgaba plena validez al escrito, haciendo innecesario el análisis de los demás instrumentos aportados, pues en esos casos no existen dudas respecto de lo que allí se circunscribe”.

Ello demuestra que la autoridad judicial tutelada no desechó que en algunos casos el título ejecutivo pueda ser complejo, diferente es que en el caso sub examine no fuese necesario acudir al estudio de los demás documentos, esto es, el contrato y el acta de recibo final, atendiendo a que el acta de liquidación del contrato tenía la fuerza suficiente para demostrar por sí sola el estado en que quedaron las prestaciones –créditos y deudas recíprocas– entre las partes que la suscribieron.

Lo anterior, teniendo en cuenta que la Sección Tercera del Consejo de Estado de manera pacífica ha establecido que el acta de liquidación de un contrato estatal tiene la capacidad por sí sola de constituir un título ejecutivo, es decir que si las partes lo suscriben a conformidad, le dan la fuerza necesaria a su contenido”.

En conclusión, para la Corporación el auto proferido por el Tribunal Administrativo de Nariño no adolece de los defectos procedimental, sustantivo, fáctico y por desconocimiento del precedente propuestos por el accionante. Consejo de Estado. Improcedencia de la tutela. Mandamiento ejecutivo cuando se ha suscrito acta bilateral sin salvedades. 

Go Back