Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

DECLARATORIA DE CADUCIDAD DEL CONTRATO – Efectos de la potestad excepcional al derecho común: constitución de los siniestros.
By: System Administrator on mircoles, abril 7

DECLARATORIA DE CADUCIDAD DEL CONTRATO – Efectos de la potestad excepcional al derecho común: constitución de los siniestros. Pérdida de oportunidad indemnizable causada por la inhabilidad para celebrar contratos con entidades estatales.

“... lo que alega la parte recurrente es que, al haberse anulado la declaratoria de caducidad del contrato, la de ocurrencia de los siniestros de incumplimiento e incorrecto manejo del anticipo carecen de causa que los sustente. La Sala no encuentra de recibo este argumento por las razones que se explican a continuación.

Es cierto que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 80 de 1993, la declaratoria de caducidad es “constitutiva” del siniestro de incumplimiento. Sin embargo, ello no supone que ante la ausencia de una declaración de esta naturaleza, la entidad afectada no pueda declarar, como cualquier asegurado, que el riesgo amparado se realizó, aunque, claro está, esa declaración, a diferencia de la de caducidad, no constituye el siniestro.

Ahora bien, en este caso, encuentra la Sala que, pese a la nulidad de la declaratoria de caducidad del contrato –que impide que el siniestro se entienda constituido–, la declaración de ocurrencia de los riesgos amparados pervivió, pues la causa en la que se sustentó tal declaración no se desvirtuó.

Al contrario, el incumplimiento de las obligaciones contractuales de la Unión Temporal fue un hecho aceptado por las demandantes. Otra cosa es que se hubiera pretendido justificar en los incumplimientos de la entidad contratante; sin embargo, no se demostró que el IDU hubiera desconocido sus obligaciones y que el contratista hubiere quedado en incapacidad de cumplir con las suyas. Por este motivo fue que la nulidad de la declaratoria de caducidad del contrato descansó, exclusivamente, en la falta de competencia temporal para hacer esa declaración.

En línea con lo anterior, es necesario precisar que el riesgo que quedó cubierto por la póliza xxxx fue, en términos generales, el de “incumplimiento[17], no de forma exclusiva el de caducidad del contrato, pues la Aseguradora no se limitó a amparar el siniestro de incumplimiento que se constituyera a través de un acto administrativo de esa naturaleza. Así las cosas, dadas las condiciones particulares de este caso, no encuentra la Sala que, expulsada del mundo jurídico la declaración de caducidad del contrato, la de ocurrencia de los siniestros de incumplimiento y correcto manejo del anticipo hubieren quedado sin causa. Basta con recurrir al contenido de los actos en los que se hizo esa declaración para constatar que quedaron debidamente motivadas, en razón de los incumplimientos en los que incurrió la Unión Temporal contratista, los cuales, se insiste, quedaron cubiertos por la póliza de garantía xxxx y no fueron desvirtuados.

Ahora, la Aseguradora alegó que, en todo caso, el IDU carecía de competencia para declarar la ocurrencia del siniestro de correcto manejo del anticipo, pues la ley no lo facultó para ello y que, declarada la nulidad de la caducidad del contrato, lo mismo debía predicarse respecto de la declaratoria del siniestro de incumplimiento. Este argumento tampoco está llamado a prosperar. En primer lugar, porque según la jurisprudencia imperante al momento en que el IDU hizo esa declaración los artículos 64 y 68.4 y 5 del Código CCA sí facultaban a la administración para hacer esa declaración a través de acto administrativo (la cual, aunque no de manera pacífica, aún se sigue aplicando). En segundo lugar, porque aun si se dejara de lado esa postura jurisprudencial, lo cierto es que, como ya se analizó, las partes pactaron convencionalmente esa facultad”.
Consejo de Estado. Contrato de obra a precios unitarios. AIU. Multas. Caducidad. Facultades exorbitantes.

Go Back