Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Contrato interadministrativo entre una entidad estatal sometida al Estatuto General de Contratación y una Empresa de Servicios públicos que se rige por el derecho privado.
By: System Administrator on domingo, marzo 28
“Ante la disparidad del régimen normativo llamado a informar los negocios jurídicos celebrados por ambas entidades, la Sala advierte que en este caso la relación negocial que habría de surgir entre ambos extremos debió regirse por las normas del Estatuto de Contratación Estatal, por las razones que a continuación se exponen:

Como primer aspecto, debe tenerse en consideración que el Estatuto de Contratación Estatal constituye una legislación especial, criterio que, por vía de la interpretación de las reglas generales sobre validez y aplicación de las leyes, determina su primacía frente a las normas generales que, en el caso, se encuentran compuestas por el compilado normativo del derecho común.

Es precisamente en este criterio de especialidad en el que se funda el hecho de que en todas las relaciones contractuales en las que intervienen una entidad estatal sometida al imperio de la Ley 80 de 1993, en calidad de contratante, y bien sea un particular u otra entidad pública que se rigen por normas del derecho privado, se desplazan estas últimas para darle paso a la aplicación preferente de las disposiciones contenidas en aquélla, en los aspectos por ella expresamente regulados.

Un elemento adicional que debe destacarse guarda relación con el hecho de que en el caso subexamine la entidad estatal que se encuentra sometida al Estatuto de Contratación Estatal, Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, habría de ser la que fungiría como contratante en la relación obligacional cuya incumplimiento se discute, en tanto sería la que demandaría de un tercero, en este caso también de naturaleza pública pero regida por el derecho privado, la prestación de unos servicios para llevar a cabo su cometido institucional[1], por manera que ha de ser el instrumento normativo de derecho público el que rija esa relación, dado que su función se encuentra claramente concebida para concretar el fin estatal allí sumido.

En el contexto de la regla anteriormente plasmada, se tiene que la entidad estatal sometida al imperio de la Ley 80 de 1993 es la que, para la consecución de sus fines, debe adelantar el respectivo procedimiento de selección del contratista, llevar a cabo las gestiones para apropiar y disponer las respectivas partidas presupuestales, adjudicar el contrato producto de aquél y posteriormente celebrarlo con el oferente vencedor, etapas que se impone llevar a cabo con apego al catálogo de normas compendiadas en el estatuto de contratación estatal.

El panorama expuesto lleva a concluir que, atendiendo al régimen legal de prevalente aplicación del contrato celebrado entre la Unidad Administrativa Especial XXXX de Bogotá y la Empresa XXXXS.A. E.S.P., se rigió por las normas de liquidación de los contratos estatales”.

[1] En efecto, el objeto del anexo 2 al contrato interadministrativo No. 245 consistió en que ETB se obligaba para con la unidad “a la implementación de la fase I para la prestación de los servicios de una solución integral de telecomunicaciones, a través de un centro de comando móvil que permita capturar y transmitir información desde sitios de emergencias remotos a la sala de crisis distrital”. folios 47 del cuaderno 2".  Consejo de Estado. Contrato interadministrativo entre una entidad estatal sometida al Estatuto General de Contratación y una Empresa de Servicios públicos que se rige por el derecho privado.
Go Back