Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Acta de liquidación bilateral del contrato estatal.
By: System Administrator on martes, marzo 2

Documentos aportados en copia simple. Reiteración de sentencia de unificación. CE. 25022

Acta de liquidación bilateral del contrato estatal.

El acta de liquidación bilateral constituye un negocio jurídico tendiente a extinguir de manera definitiva la relación contractual existente entre las partes, al efectuar el corte final de cuentas y establecer así, una vez terminado el contrato, quién le debe a quién y cuánto, después de hacer un balance de la ejecución de las prestaciones a cargo de las partes y verificar el grado de cumplimiento de las mismas, definiendo qué se ejecutó, qué quedó pendiente, cuánto se pagó, por qué conceptos y qué saldos surgen a favor de las partes.

Como negocio jurídico bilateral que es, y que en este caso refleja la conciliación que conlleva, pues surge de la conjunción de voluntades de las partes contratante y contratista, quienes al suscribirla están haciendo una manifestación consciente y voluntaria de aceptación del contenido de ese corte de cuentas, en virtud del principio de la buena fe y la lealtad contractual, no resulta admisible desconocer la obligatoriedad que se desprende de ese acuerdo, tendiente a definir de manera definitiva el resultado de la ejecución contractual y poner a las partes a paz y salvo.

Por ello, en virtud del principio venire contra factum proprium non valet, no puede aspirar una de ellas, con posterioridad, a obtener reconocimientos económicos adicionales a los que estuvieren contenidos en el acta bilateral de liquidación, derivados del contrato liquidado, aduciendo pretensiones fundadas en circunstancias que han quedado zanjadas a través de la suscripción de la respectiva acta.

Esa es la razón por la cual en forma uniforme y reiterada la jurisprudencia[1] ha sostenido que, en aquellos eventos en los cuales existe una liquidación del contrato de común acuerdo, resultan improcedentes las pretensiones que se aduzcan con fundamento en ese negocio jurídico liquidado, a menos que las mismas se funden en el cuestionamiento de la validez del acta de liquidación, mediante la alegación de un vicio del consentimiento como error, fuerza o dolo, para desvirtuar la fuerza obligatoria de ese negocio jurídico extintivo, o que en el cuerpo mismo del acta la parte haya consignado una salvedad clara y precisa mediante la cual se hubiere reservado el derecho a reclamar judicialmente por reconocimientos que no se hicieron a su favor en la liquidación y a los cuales cree tener derecho, fundados en unos motivos que han de estar identificados y especificados en dicha salvedad, caso en el cual las pretensiones que se aduzcan ante el juez del contrato, sólo podrán fundarse en esas discrepancias expresamente manifestadas al momento de suscribir el acta de liquidación, para que sea posible su estudio y decisión judicial y así tengan posibilidades de prosperar, si además se prueban los hechos que las sustentan”.

Ahora, frente a las salvedades, la Sala reiteró, luego de traer a colación otras sentencias, que “la salvedad que abre las puertas a la reclamación judicial de pretensiones originadas en un contrato liquidado de común acuerdo por las partes, es aquella que, plasmada por el contratista en el acta, da cuenta concreta de los motivos de inconformidad, y que no constituye una frase de cajón, como sería, por ejemplo, “me reservo el derecho de reclamar por los perjuicios causados”, que resulta ser una salvedad vaga y general que no explica los motivos de disenso en relación con el corte de cuentas y que, por lo tanto, desvirtúa injustificadamente los efectos vinculantes de la manifestación de voluntad expresada por el contratista al momento de suscribir el acta de liquidación”.

“… que la salvedad debe identificar, al menos someramente, los rubros de la liquidación que son objeto de inconformidad, por no reflejar los reconocimientos a los que el contratista cree tener derecho y que no fueron incluidos en ese corte de cuentas, puesto que serán esos elementos controvertidos los que podrán ser, posteriormente, materia de una demanda ante el juez del contrato.

En el presente caso, la generalidad e indeterminación de la nota plasmada por el contratista en el acta de liquidación impiden, en principio, admitirla como una salvedad concreta al acta de liquidación bilateral.

No obstante, observa la Sala que, aún si en gracia de discusión se le otorgara la referida calidad, con vocación para salvaguardar el derecho a la futura reclamación judicial por las inconformidades manifestadas por el contratista frente al acta suscrita de común acuerdo, sus pretensiones tampoco estarían llamadas a prosperar” dijo la Sala por falta de prueba de la afectación del equilibrio contractual del Estado. Consejo de Estado. Acta de liquidación bilateral del contrato estatal. Salvedades. 



[1] Al respecto, entre otras: Consejo de Estado, Sección Tercera, Sentencias del 25 de noviembre de 1999, Exp. 10893; del 6 de mayo de 1992, exp. 6661; del 6 de diciembre de 1990, Exp. 5165; del 30 de mayo de 1991, Exp. 6665; del 19 de julio de 1995, Exp. 7882; del 22 de mayo de 1996, Exp. 9208, todas estas reiteradas en sentencia de la Subsección A, del 27 de mayo de 2015, expediente 38695, C.P. (E) Hernán Andrade Rincón.

Go Back