Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Póliza de seguro. Reclamación. Culpa del tomador. Asignar permisos a los usuarios sobre este recursos
By: System Administrator on martes, noviembre 10

PÓLIZA DE SEGURO DE CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO ESTATAL – DEBIDO PROCESO PARA EL AMPARO DE ANTICIPO – reiteración de jurisprudencia - conviene distinguir la actuación administrativa en la que no se declara el incumplimiento del contrato, sino únicamente la ocurrencia del siniestro por anticipo (…) se apoya en el ejercicio de un derecho, el de reclamar o hacer valer la póliza de seguro, el cual no tiene naturaleza sancionatoria.

“Con la Ley 1150 de 2007 se incorporó, de manera general, la posibilidad de declarar el siniestro por acto administrativo, en adición a la potestad de constituir el siniestro por la declaratoria de caducidad del contrato, que ya se encontraba consagrada en el artículo 18 en la Ley 80 de 1993.

Igualmente, se reguló el debido proceso, en materia sancionatoria, en caso de incumplimiento del contrato, para imponer las multas y la cláusula penal.

En el artículo 17 de la Ley 1150 de 2007 se exigió la audiencia del afectado “que deberá tener un procedimiento mínimo que garantice el derecho al debido proceso””.

“Hasta que se expidió la Ley 1474 de 2011, no se había definido un procedimiento sancionatorio específico para declarar el incumplimiento del contrato estatal. En la Ley 1474 de 2011 -no aplicable al caso sub lite- se vino a establecer el contenido de la citación a descargos, el desarrollo de una audiencia oral y la exigencia de dejar constancia de la misma en el acto que impone la sanción.

Tal como ha reseñado esta Subsección[1], las notas características de la potestad sancionatoria en el escenario de un contrato estatal, básicamente, se identifican con la imposición de una pena o sanción, pero, también, pueden predicarse en aquella actuación mediante la cual el Estado contratante determina consecuencias económicas adversas, restricciones o limitaciones, como consecuencia de una conducta violatoria de la ley o del contrato.

Sin embargo, respecto de la posición de la aseguradora garante, esta Subsección ha puntualizado que existen eventos en los que la efectividad de la garantía es posible en forma separada del procedimiento sancionatorio, como por ejemplo cuando se deriva de la cuantificación en el procedimiento de liquidación del contrato”.

PÓLIZA DE SEGURO – RECLAMACIÓN - la reclamación prevista en el artículo 1053 del Código de Comercio quedó desplazada en la medida que se convoque a la aseguradora al procedimiento previo a la expedición del acto en que se declara la caducidad o el incumplimiento del contrato, para efectos de hacer valer la garantía.

“También, frente a las disposiciones de la Ley 1150 de 2007 puede reiterarse la jurisprudencia de esta Corporación que expuso la especialidad del seguro de cumplimiento del contrato estatal y las excepciones en la aplicación de la ley comercial relativa a la reclamación prevista en el artículo 1053 del Código de Comercio, que quedó desplazada en la medida que se convoque a la aseguradora al procedimiento previo a la expedición del acto en que se declara la caducidad o el incumplimiento del contrato, para efectos de hacer valer las garantías”.

CULPA DEL TOMADOR – artículo 1055 del C.Co. – reiteración de jurisprudencia - la exigibilidad de la garantía procede por la materialización del riesgo de incumplimiento provocado por el propio contratista, al margen de que este haya obrado o no con culpa.

¿Se probó la culpa o el dolo de la entidad estatal en las circunstancias de agravación del riesgo sobre el anticipo?

“Se reitera la jurisprudencia ya expuesta en esta providencia, para este este caso, dado que no hay lugar a aplicar una supuesta exclusión o pérdida del derecho a la cobertura de la garantía por virtud del artículo 1055 del Código de Comercio, según el cual “el dolo, la culpa grave y los actos meramente potestativos del tomador, asegurado o beneficiario son inasegurables”.

En ese sentido, en cuanto a los actos del contratista se reafirma la no aplicación del artículo 1055 del Código de Comercio en el seguro de cumplimiento de contratos estatales, puesto que la exigibilidad de la garantía procede por la materialización del riesgo de incumplimiento provocado por el propio contratista, “al margen de que este haya obrado o no con culpa, dado que así se desprende de la naturaleza y los fines legales previstos para esa clase de garantía [2].

Esa conclusión se reafirma al observar que la regla del artículo 1055 del Código de Comercio, que impide asegurar los actos “meramente potestativos” del tomador, no se aplica a la póliza de cumplimiento, dado que en ella, precisamente, se asegura el evento de la conducta incumplida, sin distinguir si procede de su conducta dolosa o culposa.

Por otra parte, de acuerdo con la jurisprudencia citada, no se desconoce que las reglas de ineficacia o de exclusión de la cobertura en mención - según sea el caso-[3] sí pueden aplicarse frente al Estado asegurado, siendo un sujeto distinto del tomador, cuando su conducta obedece al dolo, culpa grave o sus actos meramente potestativos determinantes en la materialización del siniestro[4], pero –a diferencia del caso analizado en esa jurisprudencia- la ocurrencia de la conducta culpable o dolosa del Estado, carece de prueba en el presente litigio.

En este orden, se concluye que en el presente proceso no se probó la culpa o dolo del Invías y, por ello, no se puede dejar sin efecto la garantía otorgada, ni acceder a la nulidad de los actos demandados”.

PROCEDIMIENTO SANCIONATORIO –lo anterior no significa que antes de expedirse la Ley 1474 de 2011 se pudiera pasar por alto el debido proceso para la aseguradora garante, teniendo en cuenta que se trata de un presupuesto exigible de toda actuación administrativa.



[1] [1] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección A, sentencia de 5 de julio de 2018, radicación: 52001-23-31-000-2011-00389-01(52495), actor: Seguros Colpatria S.A., demandado: Instituto Nacional de Vías – Invías, referencia: apelación sentencia - acción de controversias contractuales.

[2] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección A, Consejera ponente: María Adriana Marín, sentencia de 16 de mayo de 2019, radicación: 85001-23-31-000-2007-00159-01(40102), actor: Liberty Seguros S.A., demandado: departamento de Casanare, referencia: acción de controversias contractuales.

[3] C.Co. Articulo 1054. <definición de riesgo>. Denominase riesgo el suceso incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del tomador, del asegurado o del beneficiario, y cuya realización da origen a la obligación del asegurador. (…). Artículo 1055. <riesgos inasegurables>. El dolo, la culpa grave y los actos meramente potestativos del tomador, asegurado o beneficiario son inasegurables. Cualquier estipulación en contrario no producirá efecto alguno, tampoco lo producirá la que tenga por objeto amparar al asegurado contra las sanciones de carácter penal o policivo. // Articulo 1060. <mantenimiento del estado del riesgo y notificación de cambios>. El asegurado o el tomador, según el caso, están obligados a mantener el estado del riesgo. En tal virtud, uno u otro deberán notificar por escrito al asegurador los hechos o circunstancias no previsibles que sobrevengan con posterioridad a la celebración del contrato y que, conforme al criterio consignado en el inciso lo del artículo 1058, signifiquen agravación del riesgo o variación de su identidad local. // La notificación se hará con antelación no menor de diez días a la fecha de la modificación del riesgo, si ésta depende del arbitrio del asegurado o del tomador. Si le es extraña, dentro de los diez días siguientes a aquel en que tengan conocimiento de ella, conocimiento que se presume transcurridos treinta días desde el momento de la modificación. // Notificada la modificación del riesgo en los términos consignados en el inciso anterior, el asegurador podrá revocar el contrato o exigir el reajuste a que haya lugar en el valor de la prima. La falta de notificación oportuna produce la terminación del contrato. Pero sólo la mala fe del asegurado o del tomador dará derecho al asegurador a retener la prima no devengada. Esta sanción no será aplicable a los seguros de vida, excepto en cuanto a los amparos accesorios, a menos de convención en contrario; ni cuando el asegurador haya conocido oportunamente la modificación y consentido en ella.

[4] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección A, Consejera ponente: María Adriana Marín, sentencia de 16 de mayo de 2019, radicación: 85001-23-31-000-2007-00159-01(40102), actor: Liberty Seguros S.A., demandado: departamento de Casanare, referencia: acción de controversias contractuales. En ese proceso se encontró probada la culpa de la entidad estatal, así: “Sin embargo, es palmario que, en esta oportunidad, tal incumplimiento fue facilitado voluntariamente por la entidad estatal, que, en desconocimiento de las obligaciones legales y contractuales al respecto, le brindó a la empresa constructora la posibilidad de que los recursos fueran manejados exclusivamente por esta sin la aprobación previa del interventor, como estaba previsto en los documentos y cláusulas del negocio jurídico. Por ello, el incumplimiento de la contratista no tiene la virtud de devolverle a la entidad estatal el derecho a hacer efectiva la garantía única del contrato, ya que la autoridad estatal, se reitera, fue quien dio lugar a la agravación del riesgo y a la concreción del mismo”. Consejo de Estado. Póliza de seguro. Reclamación. Culpa del tomador. 

Go Back