Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

Plazo para el pago de actas. Diferencia entre los conceptos de expedición de acto contractual ilegal, incumplimiento y desequilibrio contractuales.
By: System Administrator on mircoles, octubre 7

La mora en el pago de las actas parcial y de liquidación.

Teniendo en cuenta que no se pactó un plazo para el pago de las cuentas de cobro derivadas de la ejecución parcial de obra y su liquidación, se suple el vacío siguiendo el lineamiento que ha trazado la jurisprudencia de la Corporación, es decir, se toma en cuenta lo prescrito por el artículo 885 del Código de Comercio para inferir que la entidad deudora estaría en la obligación de cancelar las facturas objeto de cobro dentro de los 30 días siguientes a su radicación.

El desequilibrio económico del contrato y las situaciones que la estructuran.

La obligación en cabeza del Estado contratante de restablecer el equilibrio económico del contrato no opera de manera automática ante cualquier situación de desequilibrio, sino que se requiere del análisis riguroso y exhaustivo del juez de las pruebas que aportó la parte interesada que demuestren alguna de las situaciones descritas que dan origen al desequilibrio y que la afectación sea extraordinaria y que afecte de manera real, grave y significativa la equivalencia entre derechos y obligaciones acordada por las partes al momento de la celebración del contrato estatal”.

Diferencia entre los conceptos de expedición de acto contractual ilegal, incumplimiento y desequilibrio contractuales.

Ilegalidad del acto contractual

Incumplimiento del contrato

Desequilibrio contractual

“Se acredita con base en las causales de nulidad del acto administrativo previstas en la ley, es decir, cuando: I) Se expidan con infracción a las normas en las cuales debía fundarse; II) por la falta de competencia, ya sea funcional o temporal del funcionario u órgano que los expide; III) Cuando se expidan de forma irregular; IV) Cuando sean expedidos con desconocimiento de los derechos de audiencia y defensa, es decir, con violación del derecho al debido proceso; V) Cuando estén falsamente motivados; y VI) Cuando se expidan con desviación de las atribuciones propias del funcionario o autoridad que los profirió”.

“El incumplimiento se demuestra a través de la prueba de la obligación contractual, es decir del contrato y su contenido, como lo exige el artículo 1757 del Código Civil, en adelante CC, y de la falta o falla en la prestación debida, que se reflejan con el incumplimiento de la obligación, su cumplimiento imperfecto o el retardo en su cumplimiento, como lo señala el artículo 1613 del C, normas aplicables a los contratos estatales por la remisión que hacen los artículos 13 y 40 de la ley 80 de 1993”.

“El evento de desequilibrio económico se prueba a partir del contrato estatal, y los elementos probatorios que se deben enfocar sobre la fórmula económica que gobernó el contrato y la distribución de los riesgos y cargas dentro de la misma; así como sobre el hecho que configuró la ruptura de la ecuación contractual correspondiente y la relación de causalidad entre dichos elementos”.

Propósitos que persigue cada pretensión

“La declaratoria de nulidad del acto contractual se dirige a que cesen sus efectos jurídicos, es decir, que pierda su fuerza ejecutoria en beneficio del ordenamiento jurídico y de la legalidad y, en el evento que sea procedente, resarcir el daño y la ganancia dejada de percibir por el afectado, que surgieron por el citado acto administrativo que adolecía de ilegalidad”.

“El incumplimiento de las obligaciones emanadas del contrato abre la posibilidad a la parte afectada de reclamar a su otro extremo negocial la indemnización de perjuicios por los daños ocasionados por su conducta. Para ello, el deudor incumplimiento debe estar constituido en mora como lo exige el artículo 1615 del CC”

 

“Respecto del desequilibrio contractual su protesta tiene por fin obtener el (…) restablecimiento cuando se presenta en grado tal que produce la ruptura de la ecuación contractual, salvo que obedezca a circunstancias atribuibles a la parte afectada o que se encuentre obligada a soportar. Por tanto, no cualquier afectación financiera trae como consecuencia el desbalance de la ecuación económica del contrato y que la ganancia dejada de percibir puede no ser imputable a la contratante, según la ecuación que haya sido pactada por los extremos negociales”.

En el caso concreto, la Sala concluyó que, según lo que evidenciaron las actas, el contratista tenía problemas con la consecución de maquinaria, y por qué no, con el clima, sin que estos, de suyo, se demuestren imprevisibles para él.

También reprochó que el estado de las vías escapó a la vista de la organización empresarial al momento de la visita de obra, lo que para la Sala fue en “grado sumo, falta de una debida diligencia precontractual por parte de quien, por la idoneidad y experiencia mínima acreditaba”. Para la Sala, el conocimiento del estado de las vías era un dato exigible a quien preparaba la oferta en cuanto obra como un elemento determinante del punto de conmutatividad inicial del negocio y forma parte de aquellos factores que en cuanto podían influir en los costos y en la programación de la obra, podían y debían ser conocidos a través de la visita de obra asistida.

Para la Sala no era admisible que, ya estando en ejecución el contrato, el contratista protestara por el estado de las vías vinculadas al proyecto, pues a él le era exigible el conocimiento de la capacidad de tránsito que ellas podían tolerar, de las personas que transitaban o transitarían por las mismas a través del transporte público y privado, maquinaria etc., de las futuras vías o variantes que se debían abrir en el supuesto que las primeras debieran clausurarse por necesidad de la construcción; y aún de la contingencia que podía surgir por causa de predios incomunicados o enclavados por el cierre de algunas de ellas. Todo ello era previsible a una organización especializada, experta y medianamente diligente en el cumplimiento del deber a cargo de todo contratista público”.

En conclusión, para la Sala las causas de la mayor permanencia en obra y las consecuencias nocivas que de ella se derivaron para ésta, no se configuraron situaciones imprevisibles y extrañas a la parte actora que permitan estructurar el desequilibrio económico del contrato, con las consecuencias que ello conlleva en contra de la demandada.

Adicionalmente, se indica en la sentencia, la parte actora no aportó prueba que acreditara que la demandad a través de alguna actuación alteró o modificó las condiciones del contrato. Plazo para el pago de actas. Diferencia entre los conceptos de expedición de acto contractual ilegal, incumplimiento y desequilibrio contractuales.

Go Back