Correo Electrónico Contraseña
Registrarse |  ¿Olvidó su contraseña?




 

La cláusula de multas o de descuentos por incumplimientos NO son cláusulas excepcionales.
By: System Administrator on martes, septiembre 8

Cláusula de multas o de descuentos por incumplimientos NO son cláusulas excepcionales.

Ahora, no obstante la decisión que en la presente instancia adoptará la Sala, cabe precisar que no le asistió razón al Tribunal a quo en cuanto señaló que la invalidez de los actos enjuiciados se configuró por haberse incluido en el contrato de suministro, “cláusulas excepcionales al derecho común” que autorizaban, según su dicho, la declaratoria de incumplimiento y la imposición de multas al contratista.

Tal apreciación del sentenciador de primer grado resulta equivocada, puesto que la imposición de multas o de descuentos por incumplimiento no constituye una potestad excepcional de la administración –ya que tales potestades se circunscriben únicamente a la terminación, interpretación y modificación unilaterales, sometimiento a las leyes nacionales y de caducidad del contrato, todas estas, taxativamente señaladas en el artículo 14, numeral 2 de la Ley 80 de 1993 y desarrolladas en los artículos 15, 16, 17 y 18 de ese estatuto-.

Cosa distinta es que la jurisprudencia también haya indicado que las facultades de que goce la administración en el ámbito contractual –entre estas, las potestades excepcionales previstas en la Ley 80 de 1993 y otras facultades especiales no categorizadas en ese grupo[5]- deban estar expresamente establecidas en la ley, lo cual se hace exigible incluso en los contratos sujetos al derecho privado, puesto que si bien, en estos es posible pactar la imposición de multas y cláusula penal, la administración no cuenta con facultades para hacer operar tales medidas de manera unilateral y directa, pues para ello debe contar con expresa autorización legal, de suerte que la entidad estatal, en sede del contrato regido únicamente por el derecho privado, no puede ejercer privilegios o prerrogativas especiales (ni excepcionales) no autorizadas por el legislador[6] (…)”.

Go Back